Pages

Discos elementales, mi querido Watson

29 mayo 2008

Puesto a investigar la identidad del sujeto en cuestión, el cronista cae en la cuenta que no tiene muchos datos. Y los que tiene -apenas algunos- no dicen demasiado. Datos básicos. Sugestivos. Que le provocan
a) un ligero movimiento de unión entre ceja y ceja,
b) un leve frunce de la nariz,
c) una ligera sospecha: mmm...me está metiendo el perro
d) una duda existencial como correlato: ¿este flaco de que planeta viene...?
Para no caer en falsas idolatrías, el cronista, entonces, decide compartir los datos con los lectores.
Veamos:

Claudio tiene 22 años, nació en 1986, y por alguna razón extraña, prefiere escuchar discos creados veinte años antes de su nacimiento. Otros son más recientes, de los 80 y 90. Pero para entender quién es el autor de las reseñas que vas a leer [Discos elementales], te damos algunos datos que él mismo aporta.
Dice Claudio de Claudio: "Simplemente soy un estudiante de Derecho, argentino por azar y cosmopolita por elección, que prefiere toda la vida anegarse en las páginas de autores como Borges, Mann, Kafka, Dostoievski, Shakespeate, Rimbaud, Victor Hugo, Rubén Darío y García Lorca, entre otros, antes que concentrarse demasiado en códigos civiles o penales".

Así, de frente, dispara balas llenas de letras cumbres.
Pero eso no basta para definirlo. Dice, también, que es "de temperamento pesimista y mente optimista" y "melancólico", entre otras cosas.

Agreguemos que en su blog Vagabundeo resplandeciente se desparraman citas al Che Guevara, Alfred Hitchcock, George Orwell, Papillon, Lovecraft, Bukowski y Robert Smith, y muchos más.
Y consideren, además, que mantiene el flog Where is my mind? que funciona como una caja llena de sorpresas: cine, literatura, arte, videos, rock, psicodelia y varios etcéteras. Todo eso puede ayudarnos a entender quien es Claudio.
Desde mi punto de vista, creo que con estos datos puede completarse la investigación: estudiante de leyes, más cerca de los veinte que de los treinta, una discoteca con más ítems en las secciones de los '60 y '70 que de los '80 en adelante, que lleva la fundacional "Rebel Rebel" de David Bowie metida en un bolsillo, y que descarta a Roger Waters y David Gilmour para quedarse con Syd Barret. Interpretad vosotros, confundidos lectores.


A reseñar, que se acaba el mundo

Muy informado, con lenguaje rico y ajustado, Claudio elaboró para su Vagabundeo resplandeciente reseñas de una extensa lista de discos fundamentales del rock y los llamó con sencillez los "discos que influyeron en mi formación musical".
Se trata de discos que hicieron historia -cuyos títulos iremos descubriendo poco a poco- de los siguientes artistas: The Kinks, Talking Heads, The Stooges, Dylan, Hendrix, Bowie, Supertramp, The Zombies, Patti Smith, New York Dolls, Jefferson Airplane, Joni Mitchell, Cat Stevens, George Harrison, Televisión, Fleetwood Mac, The Who, Creedence, ELO, Beach Boys, Zeppelin, Velvet Underground, Doors, U2, Nirvana, Guns N' Roses, Queen, Rolling Stones, Beatles, Pink Floyd y Nick Drake.
En la lista, por el momento, sólo incluye a los argentinos Sumo, Pescado Rabioso, Almendra, Fito Páez y Charly García, que no es poco.

A partir de Junio, como para hacerle frente al frío polar que nos invade, Klamahama incorpora estas reseñas, con su autorización, por supuesto.
La mirada retrospectiva más joven que encontramos en la web sobre una buena parte de la historia fundacional del rock.

Todo sobre sus actividades en la red

5 comentarios:

Luc dijo...

Seh... gran generación esa (la del 86) que parimos.
Altos padres han tenido que les hacían escuchar buena música desde la panza.

Uno de mis yummy frutis: El Viejo Portal del Cielo
La respuesta:
Cabesaurio


Mismas edades - gran variedad gustativa, enorme cultura.

Me voy a visitar a Claudio.

Saludos.

Abel Asvir dijo...

Espero ansioso las crónicas

clau dijo...

Te agradezco por acá la presentación tan generosa, Ariel.

Y, además, la cuidadosa forma en la que exhibís todos los textos que se publican en Klamahama. En mi blog todo está muy al tún-tún, casi a "lo bruto", y por eso el contraste me resulta tan notorio; sin duda alguna, aquí cada escrito se luce muchísimo más gracias a esos detalles estéticos.

De paso, te felicito por el especial sobre "Artaud": para sacarse el sombrero.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Se han olvidado de Abbey Road ó Sargen Pepper ó El Album Blanco.
Muy bueno el blog.

Ariel dijo...

Falta poco...ya llegan esos y otros más.
Gracias por pasar anónimamente.
Ariel