Pages

Inocencia

13 junio 2008

De Liniers ya habla todo el mundo. Por sus conejos, por Macanudo, por el disco de Calamaro y el de Johansen, por su inocencia. Personalmente no son mis dibujos preferidos, pero hay algo en ellos que empezó a trepar por mi espalda, se enroscó en mi cuello y siguió sin detenerse hasta encaramarse en mis anteojos sin montura y quedarse ahí, susurrándome algo que no comprendo delante de mis ojos cerrados, obligándome a verlos como en un sueño.
No se que cosa es esa que tengo ahora estancada en la frente, pienso que siempre se puede ser un niño. O ver el mundo como un niño. Y estoy seguro que algo tiene que ver Uma. Claro que todavía faltan unas semanas para que nazca. Justamente creo que ella me puso esos bonetes mágicos ahí, para recordarme que viene en camino. Y que el mundo siempre puede ser mejor si lo deseamos.


El dibujo de abajo lo publicó Liniers en su blog
Cosas que te pasan si estás vivo el 20 de Julio de 2007 en homenaje al genial Roberto Fontanarrosa.
Los otros dos los tomé prestados de su sitio web Por Liniers.com.

3 comentarios:

clau dijo...

Yo no he seguido con mucha devoción la trayectoria de Liniers, quizá porque siempre he tenido predilección por el "Negro" Fontanarrosa, pero sin dudas se trata de extraordinario artista.

A propósito, nunca había visto ese homenaje al multifacético rosarino: es lindísimo. Lo que me lleva a reflexionar sobre qué bueno que es el aprecio y la admiración recíproca entre colegas.

pipo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ariel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.