Pages

Retazos / El ojo blindado

23 junio 2008


El ojo blindado, dibujo de Chelo Candia El ojo blindado que me has regalado
El ojo blindado que me has regalado
Me mira mal
Me mira mal

Para ver la imagen más grande, visitá nuestra galería en Flickr.

La espera valió la pena. Como ya te contamos, y venimos anunciando desde hace unas semanas, el artista allense de vuelo internacional Chelo Candia se suma al Staff de Klamahama con una serie de dibujos creados para engalanar la casa.
Por supuesto también vas a poder verlos en su propio blog chelocandia.blogspot.com.

No vamos a contar demasiado sobre el trabajo. De eso se encarga el mismo Chelo en el texto a continuación. Solo vale recordar, abriendo el zoom sólo un poco, que el fragmento pertenece al tema El ojo blindado de Sumo, incluido en el disco Llegando los monos, de 1986.

Y no hace falta aclararlo, pero por si las moscas: esperamos sus comentarios. Pueden hacerlo abajo, al final de esta entrada, pinchando el link "Agregá tu comentario".

Retazos en Klamahama
Por Chelo Candia

Una vez ilustré el libro La Patagonia tiene luces, de Juan Raúl Rithner y Ana María Menni. Los textos hablaban de leyendas y creencias patagónicas. Realicé todas las imágenes en vertical y casi en primer plano. Dejé de lado la tendencia plástica al apaisado, al horizonte dormilón que tantos pintores nos tienen acostumbrados cuando retratan la Patagonia. Yo quería significar que en medio de la inmensidad patagónica, hay “algo”. Quería significar que no vivimos en un desierto. Me concentré en los primeros planos. En los detalles.

Creo que nadie entendió lo que quise decir, pero esa fue mi línea de trabajo.

Siempre me gustaron los retazos, los cortes, el pequeño detalle no como pequeño detalle, si no como el detalle.
Para dibujar un paisaje patagónico, le hago un primer plano a la espina de un alpataco. Y punto. Lo demás, imaginátelo.

Rep hace (¿o hacía?) una historieta que se llamaba Postales, algunas ya fueron publicadas en Klamahama. Una serie de viñetas con dibujito y texto sintético abajo, que no guardaban relación directa una con otra, pero que, en su conjunto, abarcaban todo. Me gustó tanto esa idea que una vez la hice en un fanzine que publicaba en Allen, Río Negro: El Sistem@, se llamaba. Obviamente no le puse Postales, las llamé Polaroid de locuras ordinarias. Pero era lo mismo. Otra vez, en una agenda que no recuerdo el nombre, volví a copiar esa idea. Instantáneas de la calle se llamó esa vez… No era que me gustara Páez, pero esos títulos me venían al pelo. Si hoy desarrollara nuevamente ese plagio, podría llamarlo Primer Plano. Clicks urbanos. En fin, de lo que estamos hablando es de algo fugaz, efímero, o sea, síntesis. Síntesis de una idea. Un flash.

Trabajo mucho la síntesis en mis historietas. Algo que nace hace unos 15 años, cuando empecé a realizar trabajos para exponer. No para ser publicados y leídos en revistas. Si no para exponer. Las posibilidades de publicar eran nulas en la región; entonces, si quería ser leído, tenía que colocar la historieta directamente en exposición. En esos tiempos, las salas, museos y galerías jamás recibían al comic (bueno, mucho no ha cambiado), así que mis lugares fueron los pasillos de la facultad, las calles, las plazas. Todos lugares de paso. Debía hacer un comic pensado para el ojo que pasa. Es decir: poco texto, grandes viñetas, llamativos dibujos y mensajes contundentes. Así nacieron mis historietas de una página. Con poco o nada de texto. Dibujos expresivos. Síntesis por doquier.

En este proyecto, quiero minimizar aún más. Ya no sintetizar. Si no, directamente, cortar. Hachar. Buscar la mínimo. Apuntar al bit.Llegar hasta la unidad mínima de significado, e ir más allá. Truncar la idea. Mutilarla. Y , aunque parezca paradójico, resignificarla, ya que trabajaré textos ajenos: letras de canciones y diálogos cinematográficos, entre otros universos de significación a cercenar.

Conocemos el mar, conocemos las cordillera… Todos sabemos cómo es. Pero cuando le tomo una foto yo elijo qué encuadrar. Esa foto es implacablemente mía. Es como tomar un tijera y recortar un pedacito. Y robármelo para mi. Por eso las fotos nunca describen el paisaje. Describen la parte que uno elige. Y yo soy muy malo con la cámara. Mis fotos son feroces mutilaciones, descuartizamientos impiadosos.

Ese es el problema. Yo pongo el foco. Por eso, la subjetividad en este trabajo será categórica. Rotunda. Hasta molesta. Porque dirán: esa no es la foto que yo hubiese tomado. Esa no es la interpretación que yo hubiese hecho. Eso no es lo que yo hubiese elegido. Y bueno. Así son las cosas. El que dibuja soy yo. Ustedes serán libres de comentar, sugerir, darme frases, canciones, diálogos cinematográficos, pelis copadas para ir dibujando. La idea es construir entre todos, por más que el presumido tenga que ser yo.

Reafirmemos la idea: no voy a ilustrar una canción o una película. Voy a hacer un encuadre de esa canción o película, voy a sacarle una foto, voy a olvidarme de todo lo demás, y voy a ilustrar eso. Sólo ese retazo. Apenas un jirón.

Y vamos a ver juntos qué carajo va saliendo.

Buenas noches.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Valle dijo...

Que fuerte, ésta señorita sin rostro, parece que hay mucho fútbol en la cabeza de los hombres…..? Será que el ojo blindado sigue mirando mal…..? Igual no parece un retazo….está todo dicho, no? Un gustazo ver más del Chelo en este loco y pequeño mundo klamahánico!!!!Salu2 Valle.

http://myspace.com/mdvalle

bukowskiana dijo...

BUENISIMO!!

WWW.HUMOSUBURBANO.COM.AR